joaquin

Joaquín Lois tiene 47 años y hace 4 comenzó a notar que se le caían los párpados.“Fue poco a poco pero hace un año y medio llegué a un punto en el que ya no podía conducir, ni ver la televisión ni leer y también me era complicado trabajar en el puesto de la autopista”, describe el paciente.“La gente hasta se metía conmigo pensando que estaba medio dormido todo el día y estaba empezando a acomplejarme”, añade.

La ptosis bilateral que sufría este moañés ya estaba bastante avanzada y necesitaron extraerle cartílago de la oreja para recuperar la postura normal del párpado. Le operaron hace quince días y está muy satisfecho con el resultado.“Es una maravilla la sensación de volver a ver sin esfuerzo; me ha cambiado hasta la expresión de la cara”, apunta. Su caso, asegura, no tiene ningún antecedente familiar y tampoco está asociado con la edad,“no se saben las causas”, concluye.