soledad

Todo comenzó con un pequeño bultito en el párpado inferior que, en seguida, preocupó a Soledad Gómez. Su médico de cabecera, sin embargo, no le dio mayor importancia pero Soledad siguió dando vueltas hasta que consiguió que la mandaran al especialista.“No me dolía, pero notaba que me crecía día a día; a veces se caía una parte pero volvía a reproducirse”, recuerda.

La doctora Yerena Muiños también pensó, en principio, que se trataba de una lesión benigna pero decidió que era mejor operarlo. La intervención fue el pasado septiembre.“Lo mandamos a analizar y finalmente era un carcinoma”, apunta la doctora.“Estoy muy contenta porque, además, no me ha dejado nada de marca”, apunta la señora.

Soledad es consciente de que tiene que cuidar especialmente bien la zona en verano.“No me puede dar na-
da el sol, así que no olvidaré las gafas”,asegura.